AGENDA

blog

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

La OMS reconoce el "síndrome del trabajador quemado" en su lista de enfermedades.

July 3, 2019

El trabajo es algo que a veces puede resultar frustrante y agotador para cualquiera, especialmente para los autónomos y los emprendedores, que en muchas ocasiones llegan a trabajar muchas más horas de las recomendables para conseguir que sus negocios salgan adelante.

 

La cantidad de problemas que puede conllevar el estrés continuado debido al trabajo es innumerable y por desgracia, muy frecuente. Quería hacer especial énfasis en las profesiones que están de cara al público, ya que puede llegar a ser muy desagradable el trato con gente si se sufre este trastorno y en especial, el problema de que lo sufran los profesionales cuya labor es la de ayudar a otras personas en lo relativo a la salud. Es muy grave que médicos, enfermeros o psicólogas sientan un gran estrés o irritabilidad, ya que su trabajo es de vital importancia para el bienestar de todos sus pacientes. 

 

Esto ha llevado a la OMS a tomar una decisión tan lógica como necesaria, declarar ciertos problemas de salud que se manifiestan debidos al trabajo, como un síndrome, el "Burnout" o "Síndrome del trabajador quemado". Este síndrome tiene unos síntomas muy concretos, que seguramente hayas llegado a sentir alguna vez, sobretodo en las etapas en las que la tarea se desborda dentro del trabajo:

  • Agotamiento emocional: un desgaste profesional que lleva a la persona a un agotamiento psíquico y fisiológico. Si lo sufres, seguramente hayas notado una pérdida de energía y fatiga. El agotamiento emocional se produce al tener que realizar unas funciones laborales diariamente y permanentemente on personas que hay que atender como objetos de trabajo.

  • Despersonalización: se manifiesta en actitudes negativas en relación con los clientes, se da un incremento de la irritabilidad, y pérdida de motivación. Esto puede llevarte a ti como profesional a una deshumanización del trato con la gente de tu entorno. 

  • Falta de realización personal: disminución de la autoestima personal, frustración de expectativas y manifestaciones de estrés a nivel fisiológico, cognitivo y comportamiento.

 

Y ahora lo más importante de todo, ¿Como consigo detenerlo?

 

Lo más importante de todo y lo que debe quedar en primer lugar, es que este síndrome puede llegar a ser algo muy serio, y quien mejor te puede ayudar es sin lugar a dudas, un profesional.

 

Otros posibles remedios, son en primer lugar, hacer algo de ejercicio. La actividad física regular como caminar o montar en bicicleta, puede ayudarte a lidiar mejor con el estrés. Consiguiendo que desconectes más fácilmente del trabajo y además, estando al aire libre.

 

Por otro lado, están las actividades de ocio, existen miles de alternativas que te ayuden a romper la rutina y liberarte de esa tensión que llega a generar en muchos casos la jornada laboral desde clases de pintura, teatro y/o bailes de salón hasta las artes marciales, pasando por el running o cursos de costura o escritura. Cualquier tipo de actividad ya sea artística como deportiva es bienvenida para conocer gente nueva y divertirse saliendo de la rutina que nos esclaviza.

 

Este es el punto al que muchos trabajadores llegan constantemente, a tener que buscar ayudas externas para solucionar problemas que se encuentran dentro de sus propias empresas, si lo pensamos fríamente es algo ilógico, deberían ser las propias empresas (en muchos casos multinacionales con cientos de trabajadores), las que deberían dar una solución que, aunque hace poco haya recibido por fin un nombre y un carácter oficial, lleva pasando desde siempre.

 

Es momento de pedir a las empresas que hagan algo al respecto, vivimos en la época de las reivindicaciones y la mejora de las condiciones laborales, es ahora cuando tenemos que hacer que las empresas, se preocupen realmente de la salud mental de sus trabajadores, diagnosticarlo como un síndrome es el primer paso, pero faltan soluciones corporativas y educación profesional al respecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Please reload

Search By Tags