AGENDA

blog

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

Culturáneas: lo diverso trasciende la gestión cultural

March 14, 2018

La reflexión y la acción en el papel de las mujeres es uno de los principales objetivos para Encarna Díaz

 

 

"Culturáneas no existiría sin LANAU, no se concibe desde otro lugar". Punto y final de la entrevista. La frase de Encarna Díaz lo inaugura y clausura todo: el concepto, la razón, el lugar, el momento, su finalidad. Cinco palabras que, ya en sí mismas, encierran una mirada 360 sobre la igualdad, el género, el feminismo, los feminismos, la diversidad de "ser" y su relación con la cultura.

 

Ha sido desde el principio un motor generador de energía, de sinergias y de confianza aun en momentos donde no siempre teníamos claro la pertinencia y la seguridad de seguir adelante.

 

Culturáneas, iniciativa que organiza las Jornadas #Cultura #Igualdad #Diversidad #DesmontandoLosMitos estos 16 y 17 de marzo junto con LANAU, disfrutó ya de un arranque de actividad de su programación conjunta #IgualYDiversa , el pasado 6 de marzo con la coordinación de el encuentro Nosotras nos organizamos, sesión informativa sobre jornada feminista del 8 de marzo próximo, análisis y evolución de la militancia hasta llegar a la huelga feminista.

 

"Desde el primer momento, aun sin nombre, el Espacio Creativo LANAU, Óscar Pastor y Antonio Morcillo, apoyaron de manera rotunda la iniciativa", amplía esta experta en Género, fundadora y alma máter de esta integradora iniciativa.

 

Culturáneas trasciende los límites de la gestión cultural, porque además de llevar tatuados en su esencia los conceptos igual y diverso. Proyecta y programa en Madrid junto con este espacio cultural dirigido por el tándem Morcillo-Pastor con la esperanza de conformar una programación permanente, un espacio de diálogo y reflexión sostenible que participe del activismo feminista y cultural de la ciudad. Juntos no hablamos de mujer sino de mujereS, de miradaS, de futuroS, de diversidadeS y sobre todo de igualdadeS.

 

Leer el currículum de Encarna Díaz es echar una tonelada de cemento sobre los pilares de este proyecto para que ninguna catástrofe pueda llevárselo por delante por mucho que sople el viento, arrecie la lluvia o tiemble la tierra. Si la especialización es plus, todos los signos positivos están de su lado. Licenciada en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid, terminó sus estudios en París. Inició su aprendizaje profesional en Unesco en la ciudad que ilustró los mejores textos de Simone de Beauvoir; se interesó en Máster de Gestión y Cooperación Cultural de la Cátedra Unesco de Políticas Culturales que cursó en Girona. Después vinieron varios programas en gestión de entidades culturales, desarrollo y género, género y cultura y, es, entre otras muchas profesiones, agente de igualdad.

 

Culturáneas viene de la gestión y de la cooperación cultural, pero no es una asociación profesional ni de gestión ni de cooperación cultural. Recoge la necesidad y genera acción a partir de los diagnósticos y realidades, facilita procesos.

 

De su pasado académico quiere rescatar la carrera de Humanidades, porque desde allí es desde dónde mejor se entiende Culturáneas. "Humanidades es una carrera generalista", introduce, "y Culturáneas también lo es", dice. "Esta es una organización aglutinadora de agentes, su mirada es más amplia y que entiende l

 

a gestión como una herramienta facilitadora de procesos", nos cuenta, "que identifica necesidades y, por medio de esas sinergias y canalizaciones, las resuelve".

 

Culturaneas no camina sola, se nutre de los profesionales de diferentes sectores, en su mayoría del ámbito cultural y creativo que conviven diariamente en LANAU.

#LaRepresentacionImporta #LaMiradaTambien #DesmontandoLosMitos

 

"Son los tres mensajes que desde Culturáneas hemos tomado como principios", aclara Encarna Díaz. Sin duda: las representaciones históricas transmitidas a través de la creación, la presencia y visibilidad de las mujeres en cada ámbito creativo o, en su defecto, la ausencia o invisibilidad, "no dejan de ser gestos políticos con una intencionalidad clara".

 

Culturáneas trata y trabaja contra la violencia machista procedente del ámbito cultural. "Sí, frente a otros tipos de violencia, desde la cultura emana una enrome violencia machista", especifíca Encarna. "La violencia simbólica de los mensajes culturales se encuentra extendida y todo lo ocupa", explica. "Ha permeado y reproducido durante siglos en los imaginarios colectivos y acaba teniendo unas consecuencias devastadoras y son el germen de las cifras escalofriantes de desigualdad, continúa.

 

"La importancia de los mensajes, los criterios en las programaciones culturales, los compromisos de las instituciones y espacios públicos y privados en sus líneas de programación, el movimiento asociacionista de mujeres profesionales de la cultura, los colectivos y asociaciones vecinales y de distritos ... son agentes necesarios e imprescindibles para impulsar el cambio", enumera y valora.

 

 

"El objetivo es generar una reflexión sobre el papel de las mujeres en su representación, transmisión, conservación y gestión en las artes y la cultura además de analizar su histórica invisibilidad y la construcción de sus identidades", sigue el relato. "A partir de esta reflexión, pasamos a la acción con programa, proyectos y actividades en esta línea", nos adelanta Encarna.

 

Culturáneas trabaja para conseguir una mayor reconocimiento de las mujeres en las artes y la cultura. Acercamos a los públicos hacia la reinterpretación de los imaginarios patriarcales transmitidos históricamente desde el mundo del arte y la cultura. "Otorgamos una especial importancia al análisis de cómo han sido incorporados al actual pensamiento colectivo", apunta su fundadora.

 

Encarna Díaz aprovecha el talento de quienes caminaron antes, se nutre "de quienes nos precedieron", en un hermoso gesto de intercambio intergeneracional, "de diversidad generacional", explica Encarna.

 

#Importancia de “los otros centros”

 

Una de las misiones de Culturáneas es trabajar sobre "la descentralización y la atención a los sectores de las artes y la culturas en lugares donde no es tan fácil acceder a las propuestas y discursos que afortunadamente se están apoderando de la calle, de los espacios y de la ciudadanía", nos explica Encarna. "Las mujeres que vivimos en grandes ciudades, tenemos la posibilidad de estar conectadas permanentemente si lo deseamos, organizarnos y tener incidencia política...", contrapone. "Sin embargo", avanza, "esta no es la realidad de muchas otras mujeres en otros muchos lugares donde la organización sectorial no siempre resulta tan fácil", dice. "De ahí la importancia que deseamos otorgarle a la descentralización y diversidad también en el alcance geográfico", resume.

 

"En los proyectos que venimos desarrollando", continúa, "hemos visto que las zonas rurales, las ciudades pequeñas… reciben con gran interés este tipo de iniciativas, creemos que es de responsabilidad trabajar con “otros centros” si lo que pretendemos en generar un tejido cultural organizativo de mujeres a nivel más amplio". De ahí que una de las grandes decisiones de Culturáneas haya sido generar conexiones con otros ámbitos geográficos a partir de mujeres conocedoras del sector y de cada uno de los contextos.

 

Culturáneas existe desde siempre, pero tiene nombre desde mayo de 2017. "Es una manera de aglutinar todas aquellas necesidades que he ido percibiendo a lo largo de mi vida profesional y personal", con esa mirada periférica, con esa capacidad de inclusión de quienes han estado tradicionalmente fuera de este esquema de pensamiento..., “tenemos la responsabilidad de crear discursos sin sesgos, todas tenemos que estar” , zanja de una tacada Encarna Díaz, desde la atalaya de honestidad de quien ha mirado hacia el mundo rural antes que al urbano para hablar de feminismos y debatir sobre urgencias y necesidades.

 

En lo igual y lo diverso, Culturáneas y LANAU vuelven a ser un principio, un punto y seguido que impulsa y confirma el camino de integración que le queda por recorrer a la cultura como elemento "facilitador", califica Encarna, "de los procesos".

Please reload

Please reload

Search By Tags