AGENDA

blog

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

La ética de la sororidad



Algunas representantes del movimiento feminista están divulgando ahora las palabras “sororidad” y “sororas”, tal vez a partir del inglés sorority.


El significante “sororidad” ya fue utilizado cuatro veces por Unamuno en su novela La tía Tula (1925). En una de esas ocasiones escribía: “No es lo mismo, ni mucho menos, lo paternal y lo maternal, ni la paternidad y la maternidad”, y por tanto “es extraño que junto a ‘fraternal’ y ‘fraternidad’, de frater, hermano, no tengamos ‘sororal’ y ‘sororidad’, de soror, hermana”.


Unamuno defendía “sororidad”, pues, para cubrir una carencia léxica, el amor de la hermana: “Sororidad fue la de la admirable Antígona (…), que sufrió martirio por amor a su hermano Polinices”.