AGENDA

blog

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

Querido coworker: ¡Guarda la factura!

January 16, 2018

 

 

 

 

 

Todo lo que puede deducir un autónomo y todo lo que no

 

En España hay más de tres millones de autónomos. La mitad de ellos, personas físicas sin asalariados a su cargo. Muchos de ellos, coworkers. ¿Es tu caso? ¿Sabes qué servicios y en qué porcentaje puedes descontarte pagos? Para sorpresa de muchos, son más de 40 los conceptos desgravables tras la reforma legislativa de julio pasado, que entró en vigor el 1 de enero pasado.

 

Los autónomos ganaron entonces el primer set a Hacienda, cuando se aprobó la nueva Ley de Reformas urgentes del Trabajo Autónomo.  Pero aunque la norma ha ampliado el número de descuentos, todavía deja fuera algunos conceptos importantes para autónomos coworker, según nos explica Domingo Gallego, asesor técnico de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

 

Domingo Gallego ha ayudado a LANAU a diferenciar entre gastos deducibles y no deducibles en la nueva regulación del trabajo autónomo. Antes de todo, recomienda: “¡Guarda la factura!”

 

CUOTA

 

Ser autónomo y pagar la cuota correspondiente a la Seguridad Social es otro gasto, por tanto, deducible.

 

VIVIENDA

 

Al registrarse en el impuesto de actividades económicas (IAE) hay que especificar dónde se desarrolla la tarea y qué cantidad de la superficie total se ocupa.

 

Los autónomos que trabajen desde casa podrán deducirse el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el seguro del hogar y la comunidad, entre otros.

 

La nueva norma incluye además los suministros de luz, gas, agua, teléfono e internet. El porcentaje de estos gastos desgravable será "el resultado de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior". La deducción final sería inferior al 10% de la facturación para la mayoría de los autónomos.

 

Si el piso es de alquiler, y el casero está dispuesto, se le pueden pedir dos facturas diferentes: una normal y otra con IVA, para poderla deducir.

 

En el caso de alquilar una oficina o trabajar en un coworking como LANAU, tendrás derecho a desgravar parte del pago de las mensualidades en concepto de IRPF, así como deducir el IVA en tus autoliquidaciones.

 

OFICINA

 

. Alquiler y reparación: las cuotas de arrendamiento de un local o terreno serán deducibles, así como el mantenimiento de las instalaciones, siempre que no conlleven una mejora o ampliación.

 

. Material: pide la factura de libretas, bolígrafos, clips y podrás desgravarte el IVA.

 

. Ordenador: si cuesta más de 800 euros puede amortizarse. Es decir: en lugar de computarlo de golpe, hacerlo a lo largo de un tiempo.

 

. Periféricos: impresora, lápices de memoria (USB), cables HDMI, discos duros, etcétera para sacarle el máximo rendimiento, siempre con factura.

 

TRANSPORTE

 

Billetes y tarjetas de transporte público son asimismo deducibles.

 

COCHE

 

El coche, la gran batalla del autónomo. El uso del vehículo particular es uno de los aspectos más controvertidos a la hora de desgravar y, pese a que la norma detalla los casos deducibles, existe un largo etcétera de gastos sobre los que Hacienda decide como le viene el aire. Si como arquitecto habitúas a visitar las obras o como abogado te ves obligado a llevar traje, prepárate para batallar con el funcionario de turno. No hay norma escrita al respecto y todo cabe en ese enorme cajón desastre al que la Agencia Tributaria llama Otros gastos.

 

DIETAS

 

Como novedad en la nueva ley, el autónomo podrá deducirse hasta 26,67 euros al día por manutención, 48,08 euros cuando estén en el extranjero. Para justificarlo, deberá siempre pagar con tarjeta de crédito a fin de identificar la hora y el pago. ¡Guarda la factura!

 

INFORMÁTICA

 

Diseño, dominio, hosting y licencia de software de la página profesional del autónomo o su empresa son deducibles, lo mismo que la publicidad en Adwords, Twitter, Facebook, los softwares de márketing y todas las herramientas de gestión, contabilidad, programación o consultoría. Casi todo.

 

PERSONAL

 

Cotizaciones derivadas de la contratación de trabajadores, formación, pagas extraordinarias, premios, viajes de trabajo, seguros de accidentes o indemnizaciones por rescisión de contrato, por ejemplo, son también deducibles.

 

Si además el autónomo necesita contratar el servicio de un profesional externo como un abogado también son gastos deducibles cada trimestre.

 

PRÉSTAMOS, DONATIVOS Y PAYPAL

 

Todos los intereses de préstamos, créditos y subvenciones son deducibles como gastos.

 

Un 30% de los donativos a entidades públicas también son deducibles. A universidades, Ayuntamientos o a la ONCE, por ejemplo.

 

Y si el autónomo vende y/o compra a través de la plataforma de pago seguro Paypal, puede desgravarse las comisiones que cobra.

 

¡Guarda los justificantes!

 

VESTUARIO

 

Esta deducción solo está reconocida en el caso de profesiones muy concretas, advierte Domingo Gallego. "Por ejemplo", explica, "un traje es necesario para un abogado y no es deducible".

 

FORMACIÓN

 

Desgrava, pero hay que guardar la factura. Lo mismo sucede con las entradas a ferias, congresos y demás eventos relacionado con tu actividad. Con factura, desgravamos el IVA. Con ticket, lo declaramos como gasto.

 

SALUD

 

Los seguros privados de salud son otro gasto a deducir.

 

OTROS GASTOS

 

Aquí empieza la problemática entre el contribuyente y Hacienda, advierte Domingo Gallego, de ATA. “Uno considera que muchos gastos son deducibles porque son necesarios para el desarrollo de la actividad pero a la Administración no le parece así”, cuenta. Por probar… Pero, recuerda, ¡con la factura!

 

 

 

Please reload

Please reload

Search By Tags