AGENDA

blog

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

¿Arrastra la moda un estigma de frivolidad en el mundo actual?

December 7, 2017

 

 

Desde sus inicios se tiene constancia de que la moda ha tenido siempre a sus espaldas una serie de asociaciones como su carácter frívolo. Se tiende a enlazar la palabra “moda” con el conocido y reciente concepto de “postureo” y se minusvalora lo que esta industria ha aportado, aporta y aportará en la sociedad, ya no solo a nivel económico, sino también artístico y/o cultural.

 

En una entrevista realizada mediante la Cadena SER a finales del pasado mes de noviembre a Juan Gutiérrez, responsable de indumentaria del S.XX en el Museo del Traje, explicó los motivos que consideraba que tachaban a este sector de superficial. Sin ir más lejos, uno de los principales era la etiqueta de la mujer asociada a la moda. Tradicionalmente, al hablar de moda siempre se pensaba en la mujer y, por eso, podía restarse valor a este sector. Realmente es una pena que se considerase que porque una industria tenga una tendencia más inclinada hacia el universo femenino tenga que asociarse a la misma un menor mérito.

 

Es interesante mencionar que, por suerte, los tiempos han cambiado; no solo ha evolucionado la moda sino que la sociedad ha avanzado a nivel de cambio de mentalidad. Hoy en día, existen una gran cantidad de diseñadores masculinos y hombres interesados por este sector, y se considera totalmente válido y reconocible el trabajo de una mujer, aplaudiendo a las grandes emprendedoras de hoy en día por su esfuerzo constante y dedicación. Una simple cuestión de igualdad de oportunidades para todos, sin discriminaciones por sexo o cualquier otro motivo.

 

Otro de los principales motivos por los que la moda se ha considerado frívola es por la poca conciencia ecológica y por la explotación laboral sufrida. Por suerte, el sector ha avanzado en ambos terrenos.

 

Por un lado, cada vez son más marcas las que apuestan por un desarrollo sostenible de la misma, tratan de realizar sus procesos de la forma más natural posible y se elimina radicalmente la utilización de pieles animales.

 

Con respecto a la explotación laboral, se obliga a las empresas a que sus trabajadores tengan una jornada laboral completa estándar, no superando las 40 horas semanales por ley.

 

 

Rompiendo por completo el estigma de la frivolidad de la moda, cabe destacar su amplia relación con la cultura, llegando a afirmar que realmente la moda es cultura. Se podría decir que estos dos conceptos tienen una relación recíproca: la moda se nutre de la cultura, y viceversa. La moda no consiste en crear una nueva tendencia y lanzarla, sino que lleva consigo un previo estudio de variables entre los que destaca la cultura, y es esta moda la que termina creando una historia, desarrollando una cultura.

 

No podemos dejar de mirar atrás para darnos cuenta de cómo ha progresado y avanzado a pasos agigantados esta industria. La moda es empleo y comercio, y aquí es donde nace un gran avance económico. Según un informe publicado por Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de la Moda Española (ACME), las empresas vinculadas a dicha asociación generan una cifra de negocio conjunta que supera los 400 millones de euros al año.

 

Para entender esta cifra de otra manera, se han generado 5.580 puestos de trabajo, 4.121 de ellos directos, y se distribuyen 8,92 millones de prendas y accesorios anualmente, que cuentan con presencia en 10.000 puntos de venta en el mundo.

 

Con estos datos y testimonios queda bastante claro que la vinculación de moda a frivolidad y/o superficialidad es demasiado básica y simple, ya que este sector abarca mucho más, nutriendo de forma progresiva y constante otros ámbitos como el económico, social, cultural o artístico, apoyando el avance hacia un mundo mejor.

 

Por: David de Diego

Please reload

Please reload

Search By Tags