LANAU

espacio

creativo

Espacio creativo de coworking

para el aprendizaje,

emprendimiento y expansión de ideas, proyectos y empresas. 

Una comunidad a tu servicio!

C/Mallorca. 4. Ss.3

28012. Madrid.

(Cerca de la Estación de Atocha)

AGENDA

blog

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

C/Mallorca. 4. 28012. Madrid. 915264426

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

Entrevista a Carolina Laferre, fundadora de TRANS-SOCIALMEDIA

December 2, 2017

 

 

La historia reciente de Carolina Laferre es de cambio y adaptación. Primero porque decidió dar el paso de transitar ya madura y convertirse en la mujer que siempre había sentido que era, y segundo porque, tras toda una vida como periodista, tuvo que reinventarse con la llegada de internet y la 2.0. Tras realizar el Máster Ejecutivo en RRSS en la Universidad de Alicante (CMUA), decidió que debía usar los nuevos conocimientos adquiridos para ayudar al colectivo Trans y fundó TRANS·SOCIALMEDIA, un feminario que publica noticias positivas en una cuenta de Twitter, y con la que, en estos cinco años de actividad, ha mostrado otro tipo de realidad trans, la que consigue logros, capacitación y empoderadamiento personal.

 

¿Cómo surge TRANS·SOCIALMEDIA?

 

TRANS·SOCIALMEDIA fue un proyecto que nació a partir del cierre de mi agencia de comunicación offline ya que, de repente y de la noche a la mañana, me convertí en una analfabeta digital. Y fue esta la causa de que volviera a la universidad -después de muchos años- para estudiar y conocer a fondo qué era “eso” del social media. TSM no surgió como un ejercicio final de aquel máster, pero sí más bien con la idea de acompañar mi transición, decidiendo volcarme en un nicho que nadie había tocado hasta entonces. Comprobé que efectivamente todo lo que se leía en redes eran abusos sobre derechos humanos, asesinatos, violaciones, agresiones… la muerte en todas sus manifestaciones. Y yo quería divulgar otro tipo de noticias, las que llegaban desde la proyección trans en el éxito y de cómo vivir desde ese éxito, en una sociedad que puede ser cruel y muy dura con las personas que no cumplen con los estándares marcados, como son, las personas trans. No quiero decir con ello que gire la cabeza y no me importen los transfeminicidios, pero pienso que, al igual que existen transfeminicidios, también hay feminicidios, violencia de género, atentados yihadistas… estadísticas, al fin y al cabo. Sin embargo, este nicho de positividad en personas trans no se conocía y menos relacionados directamente con la transexualidad femenina, porque siempre hemos sido estigmatizadas, abocadas a la marginación social y a la prostitución. Y TSM es el cambio de concepto que se quería provocar al respecto.

 

Es curioso porque, TSM, justo ha cumplido cinco años en red y recuerdo que, al comienzo de todo, cuando leí mis primeras alertas de Google, no recibía más de dos o tres notas interesantes cada semana o diez días. A día de hoy recibo entre 40 y 50 alertas diarias plenas de buenas noticias. Y si se echa un vistazo al canal de TRANS·SOCIALMEDIA hay un común denominador y satisfactorio para toda la comunidad trans internacional. Hay días en los que publico seis, siete, diez noticias… Probablemente se trata de un nicho que nadie ha cubierto como TSM.

 

Aunque sólo tenemos 1900 seguidores, porque somos la minoría de la minoría, y mucho más cuando se habla solamente de transexualidad femenina en positivo, creo que hemos logrado obtener una autoridad en red y un respeto del colectivo, especialmente el latino. En realidad, en los comienzo se trató de algo aleatorio, porque no sabía por dónde iba el tema. Por otro lado,  tampoco puedo decir que con ello haya practicado activismo, porque lo único que realmente hacía era recopilar cabeceras de todo el mundo y de estas curar contenidos de noticias que a mí me satisfacían personalmente y que me venían muy bien para dar replica y reafirmar que “yo creo en otra transexualidad”, que es la de proyectar los logros de la MUJER TRANS, en mayúsculas.

 

Entonces, ¿funciona como una agencia de noticias?

 

Sí, pero no es una agencia. No tenemos ningún tipo de ingreso, simplemente, nos postulamos dentro de un activismo “silencioso”, aunque como ya he significado, no me he considerado nunca activista, ni mucho menos. El hecho puntual de que publiquemos una noticia no significa que seamos activistas por ello, pero quizás el propio hecho de publicar esa información de chicas y mujeres trans que se están empoderando, pues igual sí. Por eso lo veo más como un activismo silencioso. Fue a partir de los primeros resultados cuando realmente comencé a plantearme más en serio lo que estaba haciendo.

 

Lo que pasa es que desde entonces se ha trascendido hasta tal punto, que nos planteamos a dónde podemos llegar con esto. Es decir, está bien difundir noticias a diario que nos ofrecen otra cara de la transexualidad femenina, pero además, muchas de ellas nos sugirieron llevar a cabo esas mismas ideas y logros, porque normalmente suceden en EEUU y en países más concienciados con la comunidad trans y aquí no se daba tan fácilmente, porque no existen referentes anteriores en este sentido. Así fue como hace cosa de un año y medio, Ángela Florez y yo decidimos empezar a elaborar un proyecto. ACTITUDe, nace desde la misma base del positivismo de TSM con el que pretendemos hacer realidad ese tipo de noticias, logros y éxitos. Movernos dentro del campo de la 2.0, formar a chicas y mujeres trans y capacitarlas profesionalmente para que puedan conseguir una calidad de vida. Es posible.

 

Dada la popularidad que ha adquirido TRANS·SOCIALMEDIA, ¿no os habéis planteado constituirlo como un portal de noticias como tal?

 

Se han planteado muchas cosas en los últimos tres años. De hecho, yo empecé con un blog, www.transsocialmedia.wordpress.com, que trataba de convertirse en un archivo documental histórico de la transexualidad femenina, a lo largo de los siglos. Fue una prueba, un experimento, que llegó a contener unas 200 entradas. Estamos en el proceso de crear una nueva weblog de noticias, más visual que Twitter (no todo el mundo accede a esta red) , pero nos está faltando tiempo básicamente para dedicarnos a ello. 

 

Sí que es verdad que en un año y medio hemos tenido relevancia y algunos medios nos han prestado atención, tanto por TRANS·SOCIALMEDIA como por ACTITUDe. Porque no queremos separar a ACTITUDe de TRANS·SOCIALMEDIA, ya que vienen de la misma matriz, la cobertura informativa, la infraestructura, el proyecto grupal, etc. Y en esta línea esto es lo que se está bocetando y elaborando en estos momentos como propósito e ideas que aspiramos culminar a corto/medio plazo.

 

¿Cómo surgió la idea de crear ACTITUDe?

 

El año pasado nos invitaron al Primer Congreso Empresarial de Empresas Gay Friendly (EGF). Nosotras, las chicas de TRANS·SOCIALMEDIA fuimos las únicas representantes de la “T” en aquel evento. Y comprobamos que las empresas usaban de manera frívola la nomenclatura LGTB, mientras que ninguna de ellas tenían empleadas a ninguna persona trans. Allí mismo, y en ese mismo momento, decidimos que teníamos que hacer algo. Y unos meses después surgió la idea de ACTITUDe.

 

Entonces, ¿qué es ACTITUDe?

 

ACTITUDe es un propuesta enorme, una idea que quiere provocar un cambio de paradigma. Vamos a llevar a cabo varias propuestas que van a darnos pie a crear una organización o una fundación. Un cambio en el entorno laboral y empresarial, esto es, integrar e incluir a las mujeres trans a través de la formación en el campo de las TIC’s. Gente joven capacitada para este detrás de un ordenador a un nivel superior, pero también, apoyar la reinserción laboral de trans adultas que, por circunstancias de su transición en la madurez, se han quedado fuera de todo. Con estas propuestas se trazará un sistema de formación constante dentro de ACTITUDe.

 

¿Qué propuestas va a llevar a cabo ACTITUDe?

 

En el próximo mes de abril vamos a celebrar un Congreso en la Universidad Rey Juan Carlos (Campus de Alcorcón) pretendiendo generar concienciación y visibilización trans en el entorno laboral a partir de ponencias específicas, cine, exposiciones, talleres y actividades paralelas, que muestren los beneficios que una mujer trans, y hasta los mismos empresarios, pueden obtener a nivel laboral, social, político y económico, artístico o cultural. Se van a tocar diferentes disciplinas, por no decir que todas. 

 

¿Las chicas trans tienen muchas dificultades para acceder a puestos de trabajo en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)?

 

No deberían tenerlas, porque tú no sabes quién está detrás de las páginas web de grandes empresas. Lo que interesa es, precisamente, cómo se es capaz de realizar, ejecutar o solucionar un trabajo concreto en sí. Da igual que se trate de una mujer cis, de una mujer trans o de una discapacitada diversa. Está claro que ya las excusas no sirven. Si ahora no seleccionan a una persona trans, no es por el mero hecho de ser trans, sino más bien, por falta de educación o formación. Y esto es una cuestión en la que queremos hacer mucho hincapié desde ACTITUDe.

 

Entonces, ¿se trata simplemente de normalizar la situación de las mujeres trans?

 

Por supuesto. No se trata de “ofrecer una ayuda” desde organismos, instituciones, empresas o entidades. Se trata de dar una oportunidad. Ese es el valor añadido. Eso es lo que le otorgará a nuestro proyecto conseguir un gran impacto social.

 

¿Esa es parte de la educación de la que hablabas? Que las chicas trans son  personas que puede trabajar en cualquier ámbito, sector y puesto de trabajo.

 

Claro. Además te puedo contar algo significativo ¿Por qué una empresa debe creer en una persona trans? Por una cuestión inapelable: fidelidad. Porque si le dan “esa” oportunidad a una mujer trans, no va a desperdiciarla, y además, seguro que va a trabajar hasta dos, tres o cuatro veces más que cualquier otro empleado, sólo por el mero hecho de demostrar que tiene la suficiente capacidad, motivación y disciplina como para desempeñar una misma función. Pero somos nosotras las que tenemos que decidir que “estamos aquí” y que “somos capaces” de hacerlo. Muy probablemente el primer obstáculo lo tenemos en nosotras mismas (creer en nosotras). 

 

 

 

 

 

Por Pablo Rodriguez

 

 

Please reload

Please reload

Search By Tags